CIE. Vulneran los derechos